lunes, 22 de abril de 2013

¿Hay aula en las prácticas educativas abiertas (como TRAL)? Yo digo que sí.

Esta entrada surge al leer la entrada de Eliana Reyes en la que ella hace un balance de su aprendizaje en TRAL al atravesar el Nivel 2.  Ella dice "Aprendí que no es necesario un aula para compartir conocimientos que solo se necesitan personas que tenga ganas de tejer redes y ampliar esas redes personales". Estoy de acuerdo con ella, para aprender se necesitan personas que quieran compartir conocimientos. Pero no solamente. Es necesario algo que las junte.

El "aula" es ese dispositivo que junta a la gente para que sucedan aprendizajes. TRAL hace eso. Pero tal vez como en TRAL se prioriza la visualización de las personas y su encuentro, no se hace foco en el dispositivo que lo hace posible.  Si consideramos al aula como un dispositivo que da contexto a la enseñanza y el aprendizaje, TRAL también tiene aula. Esta aula se construye desde la configuración de distintas plataformas y al establecer las interrelaciones entre ellas. Se desarrolla planificando actividades, proponiendo un trayecto de trabajo*1.

Cuando decimos "aula" imaginamos muros que separan lo que sucede adentro del aula de lo que pasa en el mundo. Hay ventanas, una o dos puertas, pizarrón, cátedra del docente, bancos de alumnos, materiales de trabajo, un objeto de conocimiento. Una administración del espacio y del tiempo.

Entendemos al aula como un escenario en el que se dan las condiciones para que sucedan enseñanzas y aprendizajes. Esas condiciones pueden modificarse al punto de resignificar el concepto "aula". Algo de esto sucede en TRAL.  En TRAL podemos hablar de "aula ampliada o extendida" ya que se trata de la ampliación del concepto "aula". En prácticas educativas abiertas como esta, lo que se da en un espacio "abierto" determinado -aunque sea abierto sigue siendo un espacio, un contexto- cobra otros significados y permite distintas formas de aprender y enseñar.

En TRAL tenemos un aula, solo que esta no tiene muros: no está cerrada sino que es abierta y está distribuida. Repasemos las analogías entre el aula tradicional y el escenario aula que proponemos en esta práctica educativa abierta. En esta comparación puede vislumbrarse la descentralización del aprendizaje en red, algo que, por otro lado, puede suceder incluso en una aula con muros *2.

En el hashtag #tral tenemos un aula abierta: mayormente participan en la conversación los miembros de TRAL, aunque pueden hacerlo todos los usuarios de Twiiter que quieran, como efectivamente sucede: leen las intervenciones del espacio #tral otras personas (gente que sigue a quienes tuitean con #tral, gente que sigue el hashtag #tral). Esto sería como ser oyente en un aula, y a veces, si queremos, participar.

Una comunidad en G+ puede ser un aula abierta o cerrada, depende de cómo se configure la comunidad. En nuestra caso, la comunidad TRAL es "pública", por lo tanto, cualquiera puede sumarse.
Acá de nuevo, quienes no son participantes de TRAL pueden entrar a esta aula abierta de oyentes, y participar como les guste.

Los blogs de todos, centralizados en la central de blogs son la biblioteca. Una biblioteca que tiene la particularidad de tener como autores a los colegas. Y algo más: la posibilidad de hablar con los autores. Hacerles preguntas, pedirles se expliquen mejor, etc. Y algo más: no tiene horario.

El blog de TRAL es el pizarrón y los materiales que el docente entrega, es el espacio en el que los que organizamos TRAL damos pautas de trabajo, allí se plasma la propuesta didáctica de la clase. Este material está disponible para que otros docentes lo tomen, lo rehagan, lo mejoren. También para que los alumnos no se pierdan la clase tomando nota de las pautas de trabajo, estas son ofrecidas. La clase entonces puede dedicarse exclusivamente al proceso, no hay copiar del pizarrón.

Los feeds (RSS) son una manera de escuchar la clase. Seleccionar fuentes, elegir a quién escuchar. Y si son muchas las voces que nos interesan: guardarlas para darnos el tiempo de ir escuchando una a una. Se pueden sumar filtros para organizar la lectura cuando se trata de números grandes. Aquí entra en juego la propia cartuchera de útiles de cada una, esta puede mejorarse aprendiendo de lo que otros participantes muestran que hacen.

Los comentarios en tuiter, blogs, G+, otra manera de pedir la palabra en clase: levantar la mano y hablar todo en uno.

Los blogs personales, el propio banco con los propios útiles. Allí están la toma de notas de la clase (en voz alta), el registro de los procesos de aprendizaje, la entrega de trabajos pedidos, también allí están las preguntas a la clase.

Las sesiones sincrónicas son lo más parecido al aula tradicional pero, de nuevo, en este caso es abierta: podemos invitar a quien queramos a participar, al menos de oyente. Y si no podemos asistir de manera sincrónica, están disponibles las grabaciones. La posibilidad de participar o no favorece (son voluntarias, no se toma lista) el aprendizaje gradual, al propio ritmo. Todos empezamos escuchando grabaciones o entrando a una sesión sin decir una palabra. Luego nos animamos con el chat (un comentario en voz baja con el que está sentado al lado), luego pedimos el micrófono (levantamos la mano y hablamos).

El chat en el blog TRAL es parecido a la charla de pasillo, las consultas al docente fuera de hora, o las charlas en voz baja en la clase. Sucede entre pocos, los que están cerca (conectados en ese momento) o los que llegan después y se suman (beneficios Del registro: se puede "hablar en clase" asincrónicamente).

Las producciones en blogs personales,  comentarios en Twitter o blogs o G+, participaciones en sesiones y eventos sincrónicos, son todos materiales disponibles para la evaluación del proceso de aprendizaje. Esta evaluación es autónoma por parte de quien aprende, y transparente por parte de quien enseña.

Pao Dellepiane suma También tenemos el "recreo" en G+, pero sin horarios establecidos. ni timbres que suenen anunciando el inicio y el fin.

Hasta acá llego.
Esta analogía es fértil para pensar, la podemos seguir regando.

A mí en particular me interesan las prácticas educativas abiertas en todas sus formas para interpelar al aula tradicional y para pensar formas de articulación entre ambas aulas: abiertas y cerradas (en especial, las aulas cerradas de los sistemas educativos).


----
*1¿Parecido a un currículum, no? Cuál sería entonces la diferencia, si la hubiera, con el currículum del aula tradicional?
*2 El aprendizaje en red es una propuesta didáctica: convertir a un aula en una red de aprendizaje no tiene límites por los muros o por el sistema educativo, depende de la propuesta docente. Distintos métodos pueden ponerse en juego en esta propuesta (constructivismo, aprendizaje cooperativo, aprendizaje por proyectos, etc).
  

8 comentarios:

  1. excelente analogía Luz! Me quedo pensando en la articulación entre aula tradicional (o cerrada) y aula abierta...

    También tenemos Luz el "recreo" en G+, pero sin horarios establecidos. ni timbres que suenen anunciando el inicio y el fin...

    ResponderEliminar
  2. Cierto Pao! Tenemos el recreo en G+! graciasss. Debe haber más por ahí, ojalá aparezcan.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Luz, me encanta la analogía que haces. Creo que además constituye una gran ayuda porque lo que más conocemos es el esquema tradicional.

    Me gusta el aire de libertad que percibo en todo lo que dices. El aula abierta o extendida vs. el aula tradicional, que alguna vez escuché a una profesora hacer equivalente esta última a una jaula. Lo más triste es que al analizar la comparación, tiene mucho sentido.

    Hay mucha esperanza y muchos que creemos. Vamos por muy buen camino.

    Gracias,

    Patricia

    ResponderEliminar
  4. Cuando escribi mi post planteaba eso un aula sin muros, salir del aula tradicional. y me preguntaba, ¿Cómo pensar esta nueva aula? La respuesta acá esta...Gracias Luz!!!!

    ResponderEliminar
  5. Excelente entrada Luz!!! Gracias por compartirla. Qué lindo pensar en un aula sin muros, donde participar como se puede o se quiere, permitirse escuchar en silencio aún a modo de tomarse un recreo, sentirse siempre escuchado al encontrar a alguien que comparte opiniones, o que no pero se interesa en dialogar y crecer juntos... Y eso siento en TRAL...

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a todos por pasar, me alegra que lean y les interese. A mí me gustan las aulas,del tipo que sean, me dedico bastante a pensar en ellas. Y me interesa la convergencia de distintos tipos de aula, según la ocasión.

    ResponderEliminar
  7. Excelente LUz! Me encantó, son lindas todas las aulas convengamos que las abiertas más :)

    ResponderEliminar
  8. Me llevo esta entrada a mi canasta de compras del Nivel 5. ¡Me encanto esta explicación!!!! Un beso Luz

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!